El Blog Rural de La Alpujarra

LA RED SOCIAL 2.0 DE CORTIJO PUERTA CASAS RURALES – LA ALPUJARRA – INFORMACIÓN TURÍSTICA – TURISMO RURAL

Posts Tagged ‘excursiones’

Subida al refugio del Poqueira

Posted by Antonio J. Puerta en 12 junio 2008

Magnífica la excursión del otro día: subimos al refugio del Poqueira, en pleno corazón del Parque Nacional de Sierra Nevada (descárgate el mapa). En esta ocasión me acompañó, como siempre, el incombustible Fran y dos amiguetes, que vinieron de Madrid expresamente para disfrutar de esta ruta, Javi y Juan. Lo pasamos en grande con los aproximadamente 23/24 kilómetros que en esta ocasión le cargamos a las piernas. Subimos en coche hasta Capileira y continuamos ruta hacia arriba hasta “la barrera” u Hoya del Portillo (altitud 2.150 metros). Este es el lugar donde debemos dejar el auto y es obligado continuar a pie. Estacionamos en el parking habilitado y comenzamos a caminar.

Lo primero que hicimos fue tomar una senda que nos conducía, a través de un pinar, hasta el cortafuegos, donde vimos la señal que indicaba la dirección al refugio. Maravilloso trayecto el que nos condujo a través de la sierra hasta sus entrañas. A pesar de la pesada niebla a través de la que caminamos todo el día al fondo podíamos intuir los picos más altos de la cordillera que nos observa cada día a los que vivimos a sus pies. En esta ocasión nos propusimos arrimarnos un poco a ella y observar toda su belleza de cerquita.
Durante esta primera parte del recorrido tuvimos la oportunidad de ver caballos salvajes sueltos por el monte y gracias a nuestro mapa guía íbamos identificando algunos de los endemismos propios de Sierra Nevada como son el “cojín de monja”, el piorno amarillo, la estrella de las nieves, conocida por los árabes como flor del amor eterno y la violeta de Sierra Nevada.

Coj�n de MonjaPiorno Amarillo

Estrella de las Nieves

Violeta de Sierra Nevada

Poco a poco, caminando entre la niebla y sorteando un sinfín de riachuelos que nacían de los neveros que permanecen siempre perennes en estas cumbres, apareció ante nosotros a lo lejos nuestro destino que, desde un punto elevado, vimos a lo lejos, dentro de la vaguada en la que se encuentra. El refugio 2.550 metros) surgió de la nada, borroso entre la niebla; acogedora mole de piedra donde tomar abrigo y alimento. Este recinto está muy bien preparado y equipado. Dispone de 91 literas en diferentes habitaciones aunque cuando sus visitantes son más se puede dormir en el suelo. Tiene un amplio comedor donde puedes comer tu propia comida o utilizar un sencillo pero práctico servicio de restaurante con menú del día. Os dejo los datos de contacto pues para dormir, sobre todo en la temporada estival, hay que hacer reserva: teléfono 958 34 33 49, móvil: 659 55 42 24, e-mail: refugiopoqueira@hotmail.com.

Juan en el Alto del Chorrillo

Caminando hacia el refugio

El refugio entre la niebla

Tras el almuerzo y un cafelillo aderezado por nuestros comentarios sobre todo lo visto y vivido, ya estábamos de nuevo preparados y con toda la energía necesaria para reemprender la marcha. Decidimos volver por una ruta alternativa, bastante más larga pero utilizando un camino diferente al tomado para la subida. Utilizaríamos la pista por la que el guarda del refugio accede con su vehículo. Subimos por el camino, dejando el refugio a nuestras espaldas, testigo mudo de nuestra aventura y avistando a un grupo de las auténticas reinas de estos lares: la cabra montés. Sin olvidar ese ojo que todo lo ve desde la altura y que alza su vuelo majestuoso, oteando sus dominios de caza: el águila real.
La pista nos llevó hasta el Alto del Chorrillo (2.700 metros) desde donde pudimos divisar el Veleta en todo su explendor en una tragua fugaz pero suficiente que nos ofreció la niebla. Desde este punto iniciamos el descenso pasando por el Mirador de Trevélez que es el lugar donde te deja y recoge el servicio de microbuses existente. Esta es otra alternativa válida para subir a la montaña. Desde Capileira y bajo reserva se puede tomar un microbus que te lleva hasta este punto y desde él comenzar la ascensión que hasta el Mulhacen será de 3 horas de ida y 2 de vuelta. Para más información os dejo los teléfonos de contacto del Servicio de Interpretación de Altas Cumbres del Parque Nacional de Sierra Nevada: 958 76 34 86, 686 41 45 76 y picapileira@oapn.mma.es. También podéis utilizar el punto de información turística de Pampaneira (958 76 31 27) o Centro Administrativo del Parque Nacional (958 02 63 00). Os dejo también un enlace al MAPA GUÍA correspondientes a la cara sur de Sierra Nevada.

 

 

 

 

 

 

Como os decía por esta ruta llegamos de nuevo hasta la Hoya del Portillo pasando también por un punto llamado Puerto Molina donde existe, al amparo de una construcción en piedra, un centro de interpretación al aire libre. Es un lugar muy interesante pues existen varios cartelones con dibujos ilustrativos del macizo montañoso con todos los picos y puntos visuales, identificados con sus nombres correspondientes. En un día claro, no como el nuestro, puedes ver el dibujo y frente a ti, la vista real. Es una manera fácil y ágil de identificar todo lo que abarca la vista, incluso los montes Atlas de Marruecos.

Barranco del Poqueira

Al final, cansados, con las piernas cargadas pero satisfechos, regresamos. Nadie habló en el coche durante el trayecto de regreso a Órgiva. Todos íbamos rumiando lo vivido. Con la lógica melancolía que te inunda tras una jornada tan maravillosa que se da por finalizada pero con el corazón henchido de orgullo por nuestra pequeña gesta y con la ilusión de volver pronto a lo más recóndito de la montaña.

 

Posted in Documentación y Planos, Fotos e imágenes, Senderismo | Etiquetado: , , , | 7 Comments »

Un paseo al Castillejo

Posted by Antonio J. Puerta en 9 mayo 2008

Hoy os planteo otra rutilla de senderismo. Lo de “rutilla” es literal pues es cortita e ideal para dar un paseo con niños, incluso con los más pequeños. El castillejo es una antigua fortificación árabe que se encuentra sobre una colina que se alza sobre el río Guadalfeo y que servía como atalaya para divisar a posibles hostiles.
Acceder a estas ruinas es muy sencillo. Se encuentran situadas a las afueras de Órgiva, tomando la carretera en dirección a Motril. La colina sobre la que se alza el Castillejo está situada en el punto kilométrico 1 de la carretera A-346. Se puede llegar caminando desde Órgiva pero si se va con niños es mejor ir en coche ya que el acceso es por carretera. Se puede dejar el vehículo al pie de la colina ya que existen varios puntos con espacio suficiente para hacerlo.

La ascensión hasta las ruinas no nos tomará más de 15 minutos y la sorpresa llega cuando coronamos el montículo ya que se pueden divisar una panorámica maravillosa sobre Órgiva y el valle del Guadalfeo con las cumbres blancas de Sierrra Nevada de fondo. En mi opinión, una hora ideal para visitar este lugar es al atardecer justo antes de la puesta de sol cuando los rayos de luz sesgados se mezclan con el horizonte y todo adquiere un color rojizo que produce un efecto maravilloso con la sierra y el pueblo de fondo.

Además junto a las ruinas árabes podremos encontrar trincheras de roca de la época de la guerra civil española e, incluso, puestos para la caza de perdiz con reclamo. Modalidad deportiva muy practicada entre los cazadores de la zona.
En definitiva, un paseo muy agradable para realizar con la familia o los amigos y disfrutar de unas vistas maravillosas con las que se sorprenderá.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Posted in Senderismo | Etiquetado: , , , | 1 Comment »

Ruta de los Mineros de Órgiva

Posted by Antonio J. Puerta en 10 marzo 2008

El pasado domingo, aprovechando el magnífico día que tuvimos, realizamos una ruta que ha sido restaurada recientemente. Digo restaurada porque este sendero no es nuevo, de hecho es el camino que utilizaban cada día los mineros de Órgiva que subían a trabajar a las minas de Sierra de Lújar, de las que se extraía plomo y plata. Este tortuoso sendero era utilizado diariamente por los mineros que subían a extraer el mineral acompañados por sus bestias de trabajo y aprovechaban el viaje de vuelta para recoger leña para sus hogares. El sendero está señalizado y durante su recorrido encontraremos paneles informativos que nos contaran interesantes cosas sobre la minería y la vida de los aguerridos hombres que trabajaban en Sierra de Lújar.
La ruta se realiza en aproximadamente dos horas y un poco y su dificultad es media. El trazado consta de tres partes. Un primer tramo de subida suave, un segundo segmento de ascensión más pronunciada y, finalmente, y tercer trozo que es muy duro. Mientras lo subía recuerdo que mis palabras fueron: “esto es criminal”.
El sendero comienza al pie de Sierra de Lújar, justo al comienzo del carril que sube a las minas. Podemos acceder a este punto fácilmente en coche. Salimos de Órgiva por la carretera A-348 en dirección a Motril, cogemos el “puente de los 7 ojos” y a su salida giramos a la derecha, recorriendo un par de kilómetros hasta que, tras un cambio de rasante, vemos a nuestra izquierda el carril que se adentra en la sierra. Tomamos este camino y tras recorrer los primeros 300 metros nos encontraremos una explanada a la izquierda ideal para dejar el coche pues el sendero empieza justo enfrente. Será fácil de ver pues está señalizado.
Comenzamos la ruta tomando el sendero que se adentra en la sierra, iniciando esta primera parte de recorrido más suave. Nuestra primera sorpresa ocurrió casi de inmediato, al comienzo de la ascensión, cuando justo por delante de nosotros se cruzó un grupo de cabras montesas compuesto por tres ejemplares hembras y dos cabritos. Sierra de Lújar es un magnífico paraje para ver a estos preciosos animales en su hábitat, siendo fácil encontrarlos y fotografiarlos. Tras este sensacional encuentro seguimos subiendo y al cabo de 20 minutos ya teníamos una hermosa vista sobre el pueblo de Órgiva, su vega y el valle del río Guadalfeo. El blanco del pueblo contrasta con el verdor del olivar circundante y los múltiples cortijos de labranza que están diseminados por el valle, haciendo de esta panorámica un bello recuerdo que perdurará en nuestras retinas largo tiempo.
Continuamos el sendero departiendo alegremente a la par que éste se endurecía bajo nuestros pies. He de decir que durante esta parte del recorrido nos encontramos con tres bifurcaciones. Siempre tomaremos la de nuestra derecha, que es la que felizmente nos conducirá hasta nuestro destino final. Andando a buen paso y disfrutando de las vistas, casi sin darnos cuenta, llevamos como una hora de caminata y, de pronto, el sendero adquiere una pendiente con un desnivel muy pronunciado. Esta es la parte más dura del recorrido pero también la más corta. El sendero se hace interminable bajo esta pendiente de locura y el corazón nos late a mil por hora pidiendo por momentos unos segundos de descanso. Cuando parece que ya todo acaba… No. El sendero gira a la izquierda iniciando la última subida hasta que, finalmente, viene a morir al pie de un mirador al borde del carril. Esta última parte de la subida se nos ha hecho larga y penosa pero ha merecido la pena. Cuando se llega al mirador, las sensacionales vistas y la sensación de autorealización por el esfuerzo realizado, hacen que todo haya merecido la pena. Derramar la mirada por el valle del Guadalfeo con Órgiva como punto central y Sierra Nevada y el Veleta como telón de fondo consiguen que el cansancio pase a un segundo plano. Todo el esplendor de La Alpujarra se nos abrirá ante nuestros ojos desde esta privilegiada atalaya desde la que se ven algunos de los pueblos de la comarca como Lanjarón, Órgiva, Cáñar, Carataunas e, incluso, en la margen derecha a lo lejos el Valle de Lecrín.

Tras este merecido descanso después de recrearnos con las vistas y refrescarnos un poco con agua y fruta fresca iniciamos el descenso. Esta parte del recorrido es ya un paseo muy liviano pues bajamos por el carril que serpentea por la montaña. A nuestro paso encontramos una antigua edificación minera. Se trata de un conjunto de edificios compuesto por duchas y talleres mecánicos. Se encuentran en un estado de conservación bastante bueno, incluso se pueden ver los fosos desde los que se arreglaba la maquinaria de trabajo de las minas. Esto nos da una idea de la floreciente industría minera que tuvo Órgiva durante el pasado siglo.
El carril nos deja al pie de donde comenzamos el ascenso tras una bajada de unos 45 minutos. Por cierto, no nos dejó la bajada sin una última sorpresa pues a nuestros pies “saltó” una banda de perdices. Especie éste que abunda en estos montes y es trofeo codiciado por los cazadores de la zona.

Para acabar quisiera dejaros un par de consejos. Esta ruta no es apta para realizarla con niños pequeños pues la subida, especialmente la parte final, es durilla y para ellos puede hacerse imposible. Para personas que no estén acostumbradas a andar lo ideal es hacer la ruta al revés, es decir, hacer la ascensión por el carril de vehículos, haciéndose la subida mucho más leve y bajando por el sendero. De este modo, suavizaremos considerablemente la dureza del recorrido. Igualmente, para los más intrépidos y andarines, les puedo recomendar que cuando lleguen al mirador no se queden ahí. Se puede seguir subiendo por el carril hasta llegar a las bocas de las minas, algunas de ellas abiertas aún.

Con esto me despido. Nosotros nos lo pasamos fenomenal la mañana del domingo haciendo este sendero os animamos a probarlo porque seguro que os va a encantar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Os dejo también un mapa con el trazado de la ruta y su ubicación con respecto a Órgiva:

ruta_mineros

Imagen extraida de la web de la Mancomunidad de Municipios de La Alpujarra

Enlace relacionado:

 

 

Posted in Senderismo | Etiquetado: , , , , | 5 Comments »

Ruta Medieval y del Río Bermejo

Posted by Antonio J. Puerta en 11 diciembre 2007

Una de las casas que ofrecemos desde CORTIJO PUERTA es Álamo Blanco. Se trata de una típica casa de pueblo situada en un pueblecito de La Alpujarra alta llamado Atalbéitar. Ni que decir tiene que las vistas y el entorno que rodean este alojamiento son de ensueño. El enclave de esta casa es ideal para amantes de la naturaleza y aficionados al senderismo. Hoy les propongo dos rutas que parten desde el tranco de la casa.

La primera de estas rutas es un maravilloso paseo de aproximadamente una hora y media. Se trata de una ruta tranquila, sosegada, que discurre por estrechos senderos que le llevarán a través del río Bermejo desde Atalbéitar hasta Ferreirola. Es una ruta ideal para hacer con niños pues no es demasiado larga, hay abundantes sitios donde pararse a descansar y no tiene gran dificultad. Como les digo la ruta parte del mismo tranco de la casa, de la fuente de los tres caños que hay bajo ella. Se camina hacia la parte baja del pueblo buscando una vereda que sale de él. Caminando entre almecinos llegamos hasta el río Bermejo, con el característico color rojo que le proporcionan sus agua ferruginosas. Aquí podremos realizar la primera parada para recoger castañas en otoño. Son muy abundantes los castaños a la vera del río y las castañas, en su tiempo, un manto que cubre el suelo. Además es una zona ideal para buscar todo tipo de setas que harán las delicias de los micólogos. Con nuestra bolsa repleta de ricas castañas y la cesta de setas seguimos caminando en dirección a Ferreirola. El paseo es muy agradable y las vistas son embriagadoras. Al fondo, sobre nuestras cabezas, podemos ver una vieja formación natural, que por su aspecto, ha recibido el nombre de La Mezquita.

Siguiendo nuestro camino nos encontramos con una curiosa fuente que emana agua carbonatada -echamos un trago, por supuesto- y, un poco más adelante, una antigua era que actualmente se utiliza para dar conciertos al aire libre. ¡Como te lo cuento! En verano la utilizan para dar conciertos al aire libre en plena naturaleza. En Ferreirola existe una escuela, la Alexander Music School, que realiza cursos intensivos durante todo el año y permite a los lugareños y visitantes disfrutar de un diverso programa de conciertos llamado “Música en las Montañas”. Es impresionante ver a prestigiosos músicos venido de toda Europa vestidos de “pingüino” en medio de la montaña interpretando bellísimas piezas.
Continuando con nuestro paseo llegamos al pueblo de Ferreirola y caminando a través de él buscamos la calle que nos conduce a las afueras. Siguiendo la carretera de acceso al pueblo en sentido inverso nos desviaremos cuando veamos el cartel indicativo a un taller cerámico y continuado por este camino saldremos a la entrada de Atalbéitar. Un paseo maravilloso, lleno de atractivos para disfrutar en familia o con los amigos.
La segunda ruta que os comentaba es la RUTA MEDIEVAL. He encontrado varios blogs donde la describen perfectamente e incluyen bonitas fotos del recorrido, por eso, simplemente os dejo el link hacia el sitio de José Medina -Caminos del Sur-2- un granadino aficionado al senderimo que tiene un blog genial con un montón de rutas. Teneís que visitar este blog, ¡os va a encantar!
Espero que este breve pero sobrecogedor paseo por dos de los innumerables senderos de La Alpujarra os haya gustado.

Posted in Senderismo | Etiquetado: , , , , | 1 Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: